Escuela Infantil Golf La Peñaza

Estamos a tiempo, los amantes del golf, de sembrar para el futuro, y el futuro empieza por la base. Desmitificar este deporte, hacerlo más cercano, más campestre; no en vano comenzó como una diversión entre los pastores escoceses. Normalización, ‘palabro’ tan de moda ahora. Leí hace poco un artículo en el que recomendaba el golf a todas las edades, pero sobre todo para los más jóvenes: ellos son el germen. Y ellos son los que seguirán el golf y los que harán posible que el golf siga siendo olímpico.

Pero hay otras razones para recomendar el golf para los más jóvenes. Y así de pronto recuerdo algunas.

Cualquiera puede jugarlo.- Da igual la edad, la altura o la condición física. No hay que ser particularmente fuerte o alto; delgado o gordo. Un campeón puede ser delgado como Adam Scott o Charles Howell III o con sobrepeso como John Daly. Nunca es demasiado tarde ni demasiado pronto para empezar. Si odias otros deportes por que te exigen demasiado acabarás enganchado al golf.

Mínimo riesgo.- Es difícil lesionarse jugando al golf. Se corren menos riesgos que con el fútbol, el baloncesto, la lucha o hasta el tenis; todo depende de la intensidad con la que lo practiques. Y sobre todo, porque es un deporte individual en el que no hay contacto o peligro que alguien te lesione. Sí, te pueden golpear con una bola, pero no es lo habitual. También es un deporte alternativo: muchos deportistas de élite cuando dejan de practicar su deporte habitual, por edad o lesiones, se refugian en el golf, les mantiene activos y competitivos.

Entorno sano y positivo.- El campo de golf da una sensación de seguridad y libertad como ningún otro deporte, quizá como la vela o el parapante o incluso el esquí, pero con menos riesgos. Los amigos que surgen de una partida de golf son para toda la vida y ayuda a los más jóvenes a relacionarse con su entorno. Es el mejor sitio para hacer amigos.

Te prepara para la vida.- El golf es un deporte en que no hay árbitros que te impongan las reglas, tú eres tu propio juez y verdugo. Tú debes saber las reglas y aplicar las sanciones que te correspondan. Tú eres el guardián de tu propia tarjeta donde debes reflejar tus resultados. Solo tú sabes si has hecho trampa. El ser fiel a ti mismo, a interiorizar las reglas y cumplirlas aunque ello te suponga perder es el mensaje opuesto que la competitiva sociedad nos envía cada día. Por ello es bueno que sepan que hay otros valores en la vida, como la integridad y el honor.

Tiempo al aire libre.- Con toda la tecnología que nos rodea, móviles, tabletas, videojuegos, televisión,,, los niños se aferran a las pantallas y es difícil sacarles de su entorno. El golf es una oportunidad única de que hagan deporte, al aire libre a la vez que dan un paseo por el campo.

Deporte familiar.- La ventaja del golf es que toda la familia puede jugar y competir; cada uno en su categoría y a su nivel.

Y sobre todo, el golf es un deporte divertido, que estimula la imaginación a la vez que los músculos y que supone un reto cada día, aunque uno juegue en el mismo campo. Es casi más una forma de vida que un deporte. Y al fin y al cabo, ¿no era eso lo que pretendían los griegos con sus Juegos Olímpicos? ¿Preparar a su jóvenes para la vida?.

“Diario Marca / Desde el hoyo 19/ Chiky Trillo”

© Escuela Infantil de Golf La Peñaza.